Cambiar los hábitos de consumo energético tendrán un impacto importante en la economía familiar, del país y en la salud del planeta.

Previous post Vuelven los virtuales US$ 15.000 millones de Caputo, mientras el pago en negro se hace más fuerte
Next post El método Milei, los sistemas complejos y el principio Pancho Ibáñez: «todo tiene que ver con todo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *