En las últimas 24 horas la tormenta y las crecidas de los ríos destruyeron viviendas, desplomaron un puente, además de causar la muerte de al menos seis personas y la desaparición de otras, en diferentes partes del territorio peruano.

Previous post Roberto Moldavksy: «Sigo sin poder creer mucho lo que me está pasando»
Next post Ataque al convoy humanitario: la ONU constató un «gran número de heridos de bala»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *