La investigación comenzó por una denuncia del ministro de Defensa, Guido Crosetto. El teniente de la Guardia de Finanzas italiana, Pasquale Striano, está acusado de acceso abusivo a un sistema informático, falsificación y revelación de información confidencial.

Previous post Esquel alista sus propuestas naturales, deportivas y turísticas de cara a Semana Santa
Next post Roberto Moldavksy: «Sigo sin poder creer mucho lo que me está pasando»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *