La línea de frente de Ucrania, de unos 1.000 kilómetros, se encuentra prácticamente congelada desde 2022, y en cambio es ahora Rusia la que ha pasado a la ofensiva en algunas zonas sensibles.

Previous post Bajó más de 12% la venta de autos usados respecto a enero 2023
Next post Los precios de los productos agropecuarios subieron 3.8 veces entre el campo y la góndola

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *