Tras una larga espera, el público argentino se reencontró con el icónico músico británico que, junto a Myles Kennedy y el grupo The Conspirators, se retiraron ovacionados tras desplegar un arsenal de recursos que acreditan su vigencia.

Previous post Siete provincias bajo alerta amarillo por tormentas
Next post La baja del precio de la harina de soja reduce la proyección de las exportaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *