Alemania, España, Jordania y Naciones Unidas y organizaciones de derechos humanos se sumaron este sábado a las advertencias de Estados Unidos y la Unión Europea (UE) sobre el enorme costo humanitario que desencadenaría una ofensiva terrestre en la ciudad de Rafah, último refugio de los palestinos desplazados por la guerra.

Previous post La temporada final de «Curb Your Enthusiasm» cierra una etapa dorada de la comedia
Next post El financiamiento a Mipymes a través del Mercado de Valores creció 400% interanual

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *