El instrumento más operado fue el pagaré bursátil, con 68%; y los cheques de pago diferido, con 31% del volumen total.

Previous post Más países alertaran a Israel sobre la «catástrofe» de una ofensiva en Rafah
Next post Las protestas en Senegal por el aplazamiento de la elección presidencial suman otro muerto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *