El trabajo comenzó en 1985, cuando 20 mujeres Qom comenzaron a reunirse y pensar qué hacer frente al aislamiento que vivían sus niñas y niños en las aulas por no hablar castellano. Hoy acompañan a los niños de su comunidad en las aulas hace 33 años para garantizar la integración en el sistema educativo.

Mazzina manifestó «bronca, indignación e injusticia» por el crimen de una referente trans Previous post Mazzina manifestó «bronca, indignación e injusticia» por el crimen de una referente trans
Vientos de «guerra» entre peruanos e inmigrantes en Lima Next post Vientos de «guerra» entre peruanos e inmigrantes en Lima

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *