El 8 de noviembre de 1903 la corbeta ARA Uruguay rescató a la expedición antártica liderada por el explorador sueco Otto Nordenskjöld, de la que participó un único oficial de la Armada Argentina, el alférez José María Sobral, el primer marino argentino en invernar entre los hielos del continente blanco. Esta misión fue el puntapié para materializar esa proyección antártica que el Estado ya había planificado en el siglo XIX.

Previous post Alemania reducirá el apoyo económico a los inmigrantes para desalentar su llegada
«Creer que le propuse a los Stones ser lo opuesto a los Beatles es un insulto» Next post «Creer que le propuse a los Stones ser lo opuesto a los Beatles es un insulto»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *