Los especialistas coincidieron en que la comida basada en plantas, que ya aplica al 12% de la población argentina, ayuda a combatir el cambio climático y permite «tomar conciencia» de lo que le sucede a los animales en los mataderos, además de ser más saludable para las personas.

Previous post La infanta Leonor, heredera al trono español, juró fidelidad a la Constitución
Next post Acordaron una Ley de Amnistía que acerca a Sánchez a un nuevo período como presidente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *