La comedia protagonizada por Nico Vázquez, cerró en el porteño Teatro Lola Membrives su primera temporada de 180 funciones, dándole forma a un suceso que anunció su regreso a esa sala desde el 4 de enero.

Previous post El sindicato y las fábricas de autos de EEUU acordaron levantar la huelga
Next post El encargado de ONU para refugiados advirtió que la ayuda a Gaza va «destinada al fracaso»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *