El informe independiente,presentado por el Defensor del Pueblo, señala que un 0,6% de la población adulta española (unos 39 millones de personas en total) afirmó haber sufrido abusos sexuales por miembros de la Iglesia católica cuando eran menores.

Previous post El Kremlin defendió la visita de una delegación de Hamas
Next post Celebran continuidad de políticas públicas de aliento al turismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *