La muerte de Ricardo Iorio significa la pérdida no solo del máximo prócer del heavy metal local, sino de una voz que reflejó con precisión e innegable talento la idiosincrasia de la clase trabajadora argentina, aunque muchas veces ese pensar no se ajustara a los cánones dictados.

Detectaron por primera vez el virus de la gripe aviar en la costa de la Antártida Previous post Detectaron por primera vez el virus de la gripe aviar en la costa de la Antártida
Primeras medallas para la Argentina en remo: dos de bronce Next post Primeras medallas para la Argentina en remo: dos de bronce

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *