«La película habla de eso mismo: de la dependencia, el yugo, el trabajo y uno mismo. Yo sentía que para dar cuenta de la libertad no podía quedarme en el discurso y debía adoptar la forma, que es inesperada y libre», aseguró a Télam Rodrigo Moreno, el realizador del film que este jueves llega a los cines tras pasar por el Festival de Cannes.

Previous post La ayuda humanitaria comenzó a entrar a la Franja de Gaza
«No hay proyecto de país viable sin un programa de salud que lo acompañe» Next post «No hay proyecto de país viable sin un programa de salud que lo acompañe»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *