La siembra llegaría a las 17,1 millones de hectáreas, unas 900.000 más que el ciclo anterior, lo que cortaría la tendencia descendente en superficie tras cuatro ciclos a la baja. Prevén un contexto climático mejor al que atraviesa el trigo y el maíz en estos momentos.

Previous post Israel anunció que mató a un jefe militar de Hamas que dirigió el ataque del 7 de octubre
La argentina «Cuando acecha la maldad», mejor película en Sitges Next post La argentina «Cuando acecha la maldad», mejor película en Sitges

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *